Segóbriga (Cuenca)

    Sobre el paraje conocido como Cabeza del Griego, a 875 metros sobre el nivel del mar, en el término municipal de Saélices (Cuenca), se levanta la antigua ciudad de Segóbriga.

Vista del anfiteatro de Segóbriga.    Se tiene constancia de la ocupación del lugar desde la Edad del Hierro, existiendo un castro desde el siglo V a. C. Pero no fue hasta la llegada de los romanos cuando el asentamiento se convirtió en una autentica ciudad, debido al desarrollo de la actividad económica y comercial, propiciado por el cruce de calzadas que durante ese tiempo existió.

    Durante el periodo visigodo continuó su apogeo, llegando a ser sede episcopal. Posteriormente comenzó su abandono y con la llegada de los musulmanes quedó Segóbriga completamente desierta.

    En el parque, de 10,5 hectáreas de extensión, existen restos de murallas, termas, necrópolis, una basílica visigoda, un acueducto, etc., destacando sobre todos estos el teatro y el anfiteatro, planificados en época de Augusto y terminados en tiempos de Vespasiano.

    Junto a Segóbriga se encuentra un museo con los objetos encontrados durante la excavación del lugar.