Paisaje del Alto Tajo. 

 

El recientemente declarado parque natural, con una extensión de 176.000 hectáreas, se pone a la cabeza del resto de parques de España.

    Esta enorme zona de bosques, matorrales, parameras, hoces y cañones incluye 35 municipios de Guadalajara y 2 Cuenca.

 

 

 Paisaje del Alto Tajo.   En el Alto Tajo se dan casi la totalidad de pisos bioclimáticos de Castilla La Mancha y todos los ombroclimas de la region excepto el semiárido, esto junto a la gran diversidad geológica y topográfica dan lugar a una extraordinaria variedad de comunidades vegetales.

    A nivel vegetal, existen en el parque 27 tipos de comunidades vegetales diferentes incluidas en el Catálogo Regional de Hábitats de Protección Especial, además de otros 18 tipos.

     Entre los árboles existentes se encuentran: Sabina, Tilo, Arce, Serbal, Avellano y por supuesto el Pino.

    Posee el parque una enorme variedad floral, concretamente 1.500 especies o subespecies (aprox. el 18% de la flora peninsular y balear) de las cuales 69 están declaradas como especies amenazadas.

 

Paisaje del Alto Tajo.   

Un total de 199 especies pueblan el parque, de ellas 129 están amenazadas y 2; el águila perdicera y el desmán, se encuentran en peligro de extinción.

    Merece especial atención la cabra montés, extinguida desde hace siglos, que recientemente ha vuelto a poblar la zona llegando de manera natural desde la serranía de Cuenca.

    Por el contrario existen una gran cantidad de aves cuyas poblaciones están perfectamente consolidadas, como son: el buitre leonado, el alimoche, el águila real, el halcón, el búho real, la chova piquirroja, etc.

    Y en la zona boscosa habitan un gran número de   animales, principalmente aves: ardilla, agateadores, acentores, cárabo, carboneros, charlos, herrerillos, trepadores,  mosquiteros, piquituertos, petirrojos, picapinos, verderones serranos, zorzales, etc.