Temperatura actual en Toledo:

 

    En el lugar sobre el que se asienta la ciudad de Toledo existían una serie de pequeños castros celtas sobre los cuales se levantó posteriormente una ciudad celtibérica de gran importancia para los carpetanos.

    En el año 192 es conquistada por los romanos y pasa a denominarse Toletum, formando parte de la provincia cartaginense. Se desarrolló, durante esta época una importante industria del hierro y de acuñación de monedas.

   Sinagoga de Santa María la Blanca. En la primera mitad del siglo V sufre el asedio de dos pueblos germanos: los Alanos, que toman la ciudad en el 411 y los Visigodos, que llegan en el 418 y expulsan a los anteriores.

    Con la llegada al poder de Leovigildo, en el siglo VI, Toledo es elegida como capital del reino hispanogodo. Esta fue una de las épocas de mayor esplendor para la ciudad.

    Con la entrada de las tropas musulmanas de Tarik (711) la ciudad pierde la capitalidad y en el siglo XI pasa a ser un importante reino taifa.

    En el año 1.085 las tropas castellanas de Alfonso VI toman Toledo de forma pactada y comienza una nueva era con la repoblación de cristianos.

    Durante más de dos siglos en Toledo florece una gran actividad intelectual que lo convierte en el centro de Europa.

    En los siglos XIII y XIV la ciudad continua su crecimiento debido a las industrias textiles, de armas, de sedas, de monedas y de artesanía.Puerta de Alfonso VI o Bisagra vieja.

    Durante el reinado de Carlos I la nobleza toledana se opone a las pretensiones centralistas de este y se origina el levantamiento comunero a manos de Juan de Padilla.

    Poco después con la llegada de Felipe II Toledo pierde la capitalidad de España y comienza su declive.

    En el siglo XVIII se produce un notable resurgimiento gracias al Cardenal Lorenzana. Se construye la Real Compañía de Comercio y Fábricas y se edifican el hospital para dementes y la Puerta Llana de la catedral.

    Ya en el siglo XX, durante la guerra civil Toledo se mantuvo fiel a la república (a excepción del Alcázar) y a partir de la década de los 60 se inicia un nuevo impulso en la industrialización.

    En el año 1.983, con el establecimiento del estado de las autonomías, Toledo es elegida capital de Castilla La Mancha.

 

    Todo Toledo es en sí un monumento. El gran número de elementos arquitectónicos, prácticamente de todas las épocas sirvió para que la UNESCO declarara la ciudad como Patrimonio de la Humanidad.

    Estos son algunos de sus monumentos:

· Murallas, puertas y puentes:

- Puerta de Doce Cantos.
- Puerta de Bab-al-Mardum.
- Puerta del Sol.
- Puerta de Alfonso VI o Bisagra Vieja.
- Puerta de Bisagra.
- Puerta del Cambrón.
- Puerta de Alcántara.
- Puente de Alcántara.
- Puente de San Martín.

· Alcázar: En el está instalado el Museo del Ejército y la Biblioteca Regional de Castilla la Mancha.

· Ayuntamiento: Comenzado a construir en 1.574 por Juan Herrera.

· Casa y Museo de El Greco: Contiene muebles y objetos de la época del Greco, además de pinturas y esculturas de los siglos XV al XVII.
El entierro del Conde de Orgaz.

· Catedral Primada: Se comenzó a construir en 1.226. Es una de las más originales y autóctonas de las catedrales góticas españolas.

· Casa de Mesa: Actualmente es la sede de la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo. Se trata de un antiguo palacio mudéjar.

· Castillo de San Servando: Ver página en Los Castillos de Toledo para una amplia información.

· Circo Romano: En su tiempo fue junto con el de Tarragona, uno de los más grandes de España.

· Convento de Carmelitas Descalzas.

· Convento de San Clemente.

· Convento de San Pedro Mártir.

· Convento de Santa Clara: Obra mudéjar del siglo XIV.

· Convento de Santo Domingo el Real: Edificio del siglo XV.

· Ermita del Cristo de la Vega: Reedificada en 1.166 sobre los restos de la Basílica visigoda de Santa Leocadia, lugar en el que se celebraban los Concilios de Toledo.

San Juan de los Reyes.· Iglesia de Santiago del Arrabal: Importante iglesia mudéjar del siglo XII.

· Iglesia de Santo Tomé: Iglesia mudéjar en la que se encuentra el famoso cuadro de El Greco "el entierro del Conde de Orgaz".

· Iglesia de San Ildefonso: Interesante iglesia barroca dedicada al patrón de la ciudad.

· Mezquita de Tornerías: Del siglo XI, está construida sobre restos romanos. Actualmente es el centro de promoción de la artesanía.

 · Mezquita del Cristo de la Luz: Edificio de gran importancia, construido antes de la reconquista es uno de los monumentos más antiguos de la ciudad.

· Monasterio de San Juan de los Reyes: Edificio encargado por los Reyes Católicos para celebrar la Batalla de Toro es uno de los mejores ejemplares del gótico hispano-flamenco.

· Museo de Santa Cruz: Construido en el siglo XVI como hospital, alberga una valiosa colección de cuadros de El Greco, además de numerosos objetos de arte.

· Museo de Arte Contemporáneo: Posee obras de autores españoles como; Alberto Sánchez, Arredondo, Barjola, Canogar, Benjamín Palencia, Antonio López, etc.

· Museo de los Concilios (Iglesia de San Román): Su interior está cubierto de importantes pinturas murales del siglo XIII magníficamente conservadas.
Interior del museo de Santa Cruz.

· Museo Duque de Lerma (Hospital de Tavera o de afuera): Contiene interesantes pinturas de El Greco, Ribera, Carreño, Sánchez Coello, Tiziano y Tintoretto.

· Museo Taller del Moro: Este edificio formó parte de un palacio del siglo XIV. En la actualidad se muestra artesanía mudéjar de los siglos XIV y XV.

· Museo Victorio Macho: Casa museo donde vivió el escultor.

· Palacio Arzobispal: Fue construido por José Manuel Theotocopuly, hijo de El Greco bajo mandado del arzobispo Ximénez de Rada.

· Palacio de Fuensalida: Construido a principios del siglo XV alberga actualmente la Presidencia de la Junta de Castilla la Mancha.

· Palacio de Lorenzana: Palacio barroco mandado construir por el Cardenal Lorenzana. Actualmente es la sede de la Universidad.

· Restos del acueducto romano: Tan sólo quedan unos pequeños restos a cada lado del río.

· Sinagoga del Tránsito y Museo Sefardí: Construida en el siglo XIV posee gran belleza decorativa.

· Sinagoga de Santa María la Blanca: Construida en el siglo XII es uno de los mejores ejemplos de arte almohade.

 

   

Procesión del Corpus Christi.La fiesta más arraigada en Toledo es, sin duda, la procesión del Corpus Christi, quizás la más famosa de toda España. Se adornan los balcones y las calles con mantones, reposteros, banderas, flores, faroles y tapices, destacando los tapices del siglo XVII que recubren la Catedral y que sólo pueden verse durante unas horas en este día.

    Es también de interés la Semana Santa, destacando las procesiones de Cristo Redentor (el miércoles) y las de el Jueves y Viernes Santo, en las que aparecen el grupo de los "armaos", representación de la legión romana que lucen armaduras de los siglos XVI y XVII.

    En mayo, el día uno se celebra la romería de la Virgen del Valle, en cuya ermita es costumbre tocar la campana, ya que según la creencia popular "quien no toca la campana del valle no se casa".

    Otras romerías son la de la Virgen de la Cabeza o la de la Virgen de la Bastida.

    A mediados de Agosto se celebran las Fiestas Patronales en honor a la Virgen del Sagrario.

 

  

    En la artesanía toledana destacan notablemente la fabricación de espadas y el damasquinado.Espada toledana.

    El famoso acero toledano, apreciado ya desde tiempos de los romanos sigue presente en las calles toledanas en forma de espadas, muchas de ellas réplicas de famosas espadas históricas como la Tizona de El Cid, Excalibur del Rey Arturo, las espadas de Boabdil y Jaime I, etc.

    Aún hoy muchos ejércitos de paises extranjeros llevan espadas toledanas en sus uniformes de gala.

    El damasquinado es otro de los elementos típicos de Toledo. Heredado de los árabes, consiste en incrustar oro o plata sobre otros materiales como hierro, bronce, acero, cobre, etc.

    Otros sectores artesanos de interés son: la cerámica, el cincelado, la fabricación de armaduras, la forja, la hojalatería y los trabajos sobre cuero y madera (destacando el famoso Bargueño Toledano).

 

    Toledo posee una muy buena cocina, no hay que olvidar que la provincia posee una rica caza (corzos, jabalíes, conejos, liebres, palomas torcaces, tórtolas, codornices y perdiz roja) y una calidad en vinos (Méntrida, Yepes, Quintanar, Ocaña, Malpica de Tajo...) y aceites excelentes.

Corzo.    Uno de los platos típicos es la perdiz a la toledana: se prepara estofada, con el punto justo de vinagre, cebolla en abundancia, hierbas aromáticas y una lenta cocción.

    Otros platos de interés son los asados de cordero y cochinillo, cochifrito, judías con perdiz o con liebre, carcamusas, venado con setas o a la plancha, truchas escabechadas, pisto manchego, pote, cecina de ciervo...

    Y de postres podemos elegir entre un gran número de dulces, muchos procedentes de los conventos: marquesitas, melindres de Yepes, arrope, rosquillas de Bargas, pestiños, y el dulce estrella de Toledo; el mazapán, la más dulce herencia musulmana.

    Merece mención especial el queso manchego, en este caso procendente de la provincia de Toledo, cuya fama sale de nuestras fronteras.