Cuenca.


        Las noticias más lejanas que existen sobre Cuenca se remontan a la entrada de los musulmanes en la península.

   Casas colgadas. En el año 1.011 "Kunka" es conquistada por el señor de Uclés, que la convierte en capital de la cora que abarcaba ese territorio. La ciudad es repoblada y fortificada. Ya por aquel entonces existía una importante industria textil (alfombras) y artesana (marfiles).

    Con el matrimonio de Alfonso VI con Zayda, a finales del mismo siglo, Cuenca, que pertenecía al dote de esta, vuelve a manos cristianas, aunque poco después cae en poder musulmán, que duraría hasta 1.177 cuando Alfonso VIII la reconquista.

    Alfonso X "el sabio" le concede el título de ciudad en la segunda mitad del siglo XII.

    Durante la baja edad media la ciudad experimenta un relativo esplendor debido a sus industrias: textiles, comercio de lanas, artesanía y ganadería, vidrios, papel y acuñación de moneda.

    En los tiempos del levantamiento comunero, Cuenca se pronuncia a favor de Toledo, aunque cedió pronto ante Carlos I.

    En el siglo XVII comienza un largo proceso de declive motivado por la crisis de la ganadería y el comercio de lanas, lo que produjo una elevada disminución de la población. Un siglo después, el Obispo Palafox instala una fábrica de alfombras y paños con el fin de frenar la crisis.Catedral.

    Durante la invasión napoleónica, Cuenca es saqueada por los franceses, siendo recuperada posteriormente por las tropas de Juan Martín "el Empecinado".

    Tiempo después (1.873) volvía a sufrir asedio, esta vez en la tercera guerra carlista.

    En el siglo XIX comienza una nueva época de recuperación: explotación de la riqueza maderera de la serranía y llegada del ferrocarril.

    Recientemente, fue instalada la facultad de Bellas Artes de la Universidad de Castilla La Mancha (1.985) y se levantó el Museo Regional de las Ciencias.

    La conservación de su trazado medieval y sus monumentos le sirvieron a Cuenca para ser declarada "Ciudad Patrimonio de la Humanidad" por la UNESCO.


    De entre los numerosos edificios monumentales que Cuenca posee, sobresalen los siguientes:

· Catedral de Nuestra Señora de la Gracia: Se comenzó su edificación en 1.183 sobre el terreno de la mezquita musulmana. En su estructura se mezclan estilos diversos.

· Palacio Episcopal: Enorme edificio anexo a la catedral, en el se encuentra el Museo Diocesano.

· Iglesia de San Pedro: Una de las iglesias más antiguas, construida sobre una mezquita.

· Ayuntamiento: Edificio del siglo XVIII.

· Ermita de la Virgen de las Angustias.

· Casas Colgadas: Los edificios más conocidos  de Cuenca, en una de ellas se alberga el Museo de Arte Abstracto y en otra el Museo Provincial.

Vista de Cuenca.· Iglesia de la Virgen de la Luz.

· Castillo y antigua cárcel.

· Convento de las Descalzas (Iglesia de San José).

· San Nicolás.

· Parador de Turismo (Convento de San Pablo): Cuenta con una iglesia del siglo XVI y una magnífica portada del XVIII.

· Museo Arqueológico de Cuenca: Contiene piezas desde el Paleolítico hasta la Edad Media.

· Iglesia de San Felipe Neri: Interesante ejemplo del barroco castellano.

· Iglesia de San Andrés.

· Iglesia de El Salvador.

· Museo de las Ciencias de Castilla La Mancha: Inaugurado en 1.999, uno de los mejores museos de España de este tipo.


 Vista de Cuenca.   La fiesta de mayor interés en Cuenca es, sin duda la Semana Santa, cuya tradición se conoce desde el siglo XVII y está declarada de Interés Turístico Internacional. También, al igual que en otras ciudades podemos destacar el Carnaval.

    Las fiestas patronales, celebradas en honor a San Julián se celebran entre el 20 y el 29 de agosto.

    Otras fiestas a destacar son las celebradas el 21 de septiembre, festividad de San Mateo, donde se recuerda la toma de Cuenca por Alfonso VIII en 1.177.


    Actualmente el principal sector artesano de Cuenca es la cerámica, siendo también importantes la confección de alfombras, juguetes, orfebrería, forja, trabajos en madera, vidrieras, encuadernación artesanal y fabricación de papel.

    En el resto de la provincia destacan: mimbres de la Alcarria conquense, alfombras e instrumentos musicales de Casasimarro, cerámica de Mota del Cuervo, etc.


    La gastronomía conquense comparte muchos platos con el resto de las provincias castellano manchegas, aunque, naturalmente tiene sus platos característicos: zarajos, cordero al horno, a la brasa, el cuchifrito, cordero a la caldereta, ajoarriero, atascaburras, migas ruleras, salmorejo, y el morteruelo, plato estrella.

    Para acompañar estos platos existe una gran variedad de vinos: Horcajo de Santiago, Fuente de Pedro N., Belmonte, Horcajo y Santa María de los Llanos, Casas de Haro, Tarancón, Quintanar del Rey, Mota del Cuervo, Motilla del Palancar, Iniesta, Pedernoso, Provencio, etc.

    De postre, además del afamado queso manchego, podemos degustar el alajú, pestiños, pellizcos de monja y el resolí, licor típico de la zona.