Castillo de San Servando (Toledo).

 

Datos de interés.

 

    Siglo:¿...?

    Propiedad: Ayuntamiento de Toledo.

    Horario de visita: ¿...?

    Estado: Restaurado.

 

Historia.

    Ocupa el lugar en el que hubo una iglesia visigoda sobre la que los musulmanes levantaron un castilllo, que Alfonso VI recuperó como monasterio fortificado, cediéndolo a la Orden de Cluny.

    Fue destruido por los almorávides, siendo entregado por Alfonso VIII a los templarios que lo restauraron.

    Posteriormente dañado en las guerras de Pedro I volvió a ser restaurado por orden de Don Pedro Tenorio, Arzobispo de Toledo, que le dió su aspecto actual.

    Siendo propiedad del estado y habiendo perdido su utilidad militar se hundió su interior y se derribó uno de sus muros.

    En 1.857 sirvió de almacén de pólvora y en 1.873 se vendió por 3.000 ptas. Un año después fue declarado monumento, pasando a la Comisión de Monumentos, que como medio de financiación lo alquilaba como corral y realizó excavaciones.

    En 1.945 fue reconstruido, sirviendo en primer lugar como colegio y después y hasta la actualidad como residencia estudiantil, habiéndose añadido otra torre y una puerta en la fachada por la que pasa la carretera.

 

Estructura.

    Posee planta rectangular con pequeñas torres cilíndricas en sus ángulos. La puerta principal se encuentra en una interesante torre albarrana mayor que el resto. Detrás de esta se encuentra la torre del homenaje, de aspecto rectangular, destacando sobre las demás por su altura.

 

    Alrededores.

    La ciudad de Toledo merece una visita tranquila, de más de un día, ya que sus numerosos monumentos y sus mismas calles nos exigirán mucho tiempo si realmente queremos conocer este maravillosa ciudad, Patrimonio de la Humanidad.

    Fuera de Toledo, podemos visitar los castillos de Guadamur a 11 kilómetros y Polán, a 14.

 

Retornar a la página principal