Castillo de Almonacid de Toledo

 

datos.gif (5087 bytes)

Vista del castillo.
Siglo: ¿...?

Propiedad: Ayuntamiento de Almonacid .

Horario de visita: Cualquier hora.

Estado: Ruina.

 

 

historia.gif (2750 bytes)

      De origen musulmán, servía como punto de vigilancia de un antiguo camino a La Mancha.

  Vista del castillo.   En el siglo XI pasó a manos de Alfonso VI como parte de la dote de Zaida, su esposa e hija del rey moro. Posteriormente fue donado por Alfonso VI a la Catedral de Toledo, siendo reformado en el siglo XIV por mandato del Arzobispo Pedro Tenorio.

   Fué entonces utilizado como prisión para D. Alfonso, Conde de Gijón y Noreña, hijo bastardo de Enrique II.

   En el siglo XVI D. Pedro Gumiel, arquitecto escribió: "Una de las fortalezas buenas de Castilla con aljibes, panadería y armas de fuego. Hay que reparar la pared y el arco de la puerta de la barrera y a mano derecha, en la escalera, poner una segunda puerta con argollas y goznes de hierro y trampa, reparar el suelo de la tercera puerta para que pasen las bestias, arreglar los quicios de la cuarta y quitar las escaleras de piedra de la quinta. Reparar en la caballeriza las pesebreras. En una sala de 30 pies hacer atajo hasta la chimenea y una escalera para subir a otra habitación alta... Hacer un balcón para pasar a la torre del homenaje. Recorran los tejados y reparen los maderos de la torre de la esquina y los que están sobre los graneros. Repongan las losas que faltan del patio, reparen los aljibes y pongan llaves en los tres de beber."

    En el siglo XVIII pasa a manos de los Condes de Mora.

    En el año 1.809 tuvo su última actividad guerrera al servir de refugio a las tropas del General Venegas en la lucha contra los franceses, aunque fué finalmente conquistado.

 

estructura.gif (3291 bytes)

Interior. Torre del homenaje. Asentado en un monte que puede verse desde decenas de kilómetros, se alza este castillo de planta irregular.

    Sus elevados muros almenados están protegidos por una barrera exterior.

    En el interior, tan solo queda la torre del homenaje, de tres plantas con bóvedas de ladrillo y restos de dos aljibes y un silo, además de restos de habitaciones.

   

alrededores.gif (4207 bytes)

    A 5 kilómetros podemos visitar el castillo de Mascaraque y en la misma dirección, a 10 kilómetros el castillo de Mora. En dirección contraria a 20 kilómetros se encuentra la ciudad de Toledo.

 

Retornar a la página principal